miércoles, 1 de octubre de 2008

LA HISTORIA DE LA IGLESIA PERUANA

Iglesia Evangélica Peruana celebra 114 años de misión

El misionero británico Carlos Bright, de la Iglesia de los Hermanos Libres, llegó al puerto del Callao, el 17 de Junio de 1893, fecha que se considera el inicio de la obra de la IEP. Recién llegado, tomó contacto con la señora Petersen, de nacionalidad sueca, quien residía en el barrio porteño de Chucuito, donde se realizaban cultos sólo para extranjeros. Bright la motivó para poder abrir reuniones evangelísticas para peruanos.

Al poco tiempo, la naciente congregación se trasladó al centro de Lima, estableciéndose en la calle Negreiros, en 1896. En 1906 llegó el misionero presbiteriano Juan Ritchie, natural de Escocia. Al igual que Bright, Ritchie compartía la idea de conformar una iglesia nacional que esté libre de influencia extranjera y de disputas entre denominaciones.Si bien es cierto la congregación de Negreiros había impulsado la misión en Cuzco y Arequipa con cierto éxito, bajo la dirección de Ritchie la labor misionera toma mayor impulso, extendiéndose al centro y sur del país.

Todas las congregaciones vinculadas a Negreiros se organizan, tomando el nombre de "Iglesia Evangélica Peruana", en el Sínodo realizado en Muquiyauyo, departamento de Junín, en 1922.La Iglesia Evangélica Peruana se caracterizó por su activa labor evangelística en sus primeros años, sea por medio de la predicación o de las publicaciones, donde habían tratados sobre problemas sociales del país. Supo llegar a las clases medias y bajas del país, prendiendo en principio entre los campesinos, obreros y trabajadores mineros.En un inicio también se preocupó por la cuestión social, pero se fue perdiendo con los años; aunque algunas congregaciones mantienen esta perspectiva.

Miembro fundador del Concilio Nacional Evangélico del Perú (CONEP) en 1940, la IEP cuenta actualmente con más de 2,000 iglesias locales en todo el territorio peruano.